¿Por qué es importante estimular el lenguaje desde pequeños?

El lenguaje es la capacidad de comunicar sentimientos, emociones, intereses, etc. Nos comunicamos a través del aparato fonoarticulatorio, empleamos las palabras aprendidas y las estructuramos para transmitir la información. Usamos el lenguaje todo el tiempo, este necesita de otros para ser activado en la práctica cotidiana.

Desde edades tempranas los niños van adquiriendo diferentes capacidades, por ello es tan importante el papel que cumplen los padres para el desarrollo del lenguaje. Las palabras se insertan en el vocabulario de los niños, quienes luego las emplean en su vida cotidiana. Mientras más expuestos estén a interactuar con diferentes personas, su lenguaje se verá más enriquecido.

Recordemos que lenguaje y habla no es lo mismo. El lenguaje es la capacidad del ser humano para comunicarse mediante sonidos orales, por gestos o la escritura, mientras que el habla es la manifestación sonora del lenguaje que utiliza el aparato fonador.

La dinámica familiar es de vital importancia, porque brinda oportunidades de estimulación de lenguaje con los niños desde casa, ya que ellos siempre tienen la necesidad de transmitir información y esta se enriquece con los miembros que conforman su familia.

Podemos estimular el lenguaje de los niños desde pequeños, aquí algunas ideas importantes:

  • Aprender canciones, rimas, poesías, etc., que estimulan el desarrollo de su atención, memoria, entre otros.
  • Leerle diferentes cuentos.
  • Incrementar su vocabulario, enseñándole nuevas palabras.
  • Crear diálogos con diferentes personajes, empleando muñecos o títeres.
  • Valorar el esfuerzo que hace para expresar sus ideas y reforzar las palabras correctas.
  • Llamar a los objetos por su nombre, evitando los diminutivos; describirlos de manera oral, haciéndole preguntas sencillas.
  • Dejar que narre algunos hechos, evitando interrumpirle con ideas “de adultos”.
  • Motivar la comunicación constante en las diferentes actividades que realizamos juntos.
  • Realizar preguntas sencillas de comprensión.
  • Finalmente, el juego tiene un papel importante en la estimulación del lenguaje. Cuando el niño tome iniciativa para comunicarse, es importante observar, esperar y escuchar. Al jugar, fomentamos una comunicación permanente, así le hacemos saber que estamos interesados en lo que nos quiere decir y esto, a su vez, afianza el vínculo.

En la actualidad, podemos seguir fomentando el lenguaje desde casa; la familia es fundamental. Aprovechemos en emplear todo el tiempo que pasamos juntos de forma apropiada, tanto para el hablante como para el oyente. No olvidemos que el lenguaje es la principal herramienta de acceso a la vida social y al aprendizaje.

Karen Fernández Blas
Tutora y profesora de Elementary School
Terapeuta de Dificultades de Aprendizaje y Lenguaje



Agregue un comentario