Conviviendo más de cerca con la tecnología

Como mamá, en esta época “diferente” que nos ha tocado vivir… He pasado por diferentes emociones… Desde mucho temor, incertidumbre, pena, angustia, etc. Poco a poco comencé a canalizar mejor todas ellas mientras me iba adaptando al cambio.

Seguimos con la incertidumbre del “hasta cuándo” y de hecho pena por los más vulnerables, pero, de hecho, con más tranquilidad.
Y si un adulto vive todo esto, pues con más razón, los chicos que están entrando en la adolescencia, que están pasando de por sí por una etapa llena de cambios y emociones.

Así que nos ha tocado entenderlos mientras nos entendemos, tener mucha paciencia, escucharlos y seguir fluyendo de la mejor manera posible.
Particularmente en cuanto al tema estudios a distancia se han adaptado SÚPER bien, pero el tema social cambió abruptamente, por lo que las redes, el teléfono y el juego es HOY muy importante para ellos.

Mientras ellos cumplan con sus responsabilidades me parece muy bueno que se mantengan conectados con sus amigos.
De hecho, desde antes de la pandemia, el acceso al teléfono y juego en línea era más restringido, hoy, es un poco más complicado, están casi todo el día conectados de una u otra manera. Por lo que es bueno mantener espacios de comunicación con nuestros hijos.

Hablar con ellos sobre las noticias a las que acceden para poder debatirlas, cuestionarlas, etc. ya que mucha información no es verdad o es exagerada.
El discernir de lo que es bueno o malo para ellos mismos, la confianza que les damos, los cuidados de las conversaciones en las redes, etc.
De hecho, ayuda mucho complementar con actividades físicas (tenis, salir a correr, etc.) o alguna otra actividad.

Y, la verdad, mientras no tengan a alguien vulnerable en casa, veo importante que se comiencen a juntar en un parque con sus mascarillas ya que de hecho eso los relaja y conecta con su nueva realidad mientras todo pasa. Mientras todo vuelve a la nueva normalidad que si la hemos entendido… será como MEJORES personas.

Sandra Plaza
Mamá de los colegios Villa Caritas y San Pedro



Agregue un comentario